loader image
Skip to main content

Me he venido a vivir a una casa en la Sierra de Madrid que tiene una chimenea de cassette en el agujero de otra convencional. Un día al agacharme me quedé un poco sorprendida y preocupada porque me fijé que el aislante del tubo es de fibra de vidrio o lana de vidrio, esa cosa amarilla que se desmadeja. ¿Sabéis si es tóxica?

La fibra de vidrio utilizada como aislante térmico ha sido y sigue siendo muy común como material constructivo en nuestro país. Los problemas que puede llevar asociados son varios. Por un lado, el contenido en sustancias químicas tóxicas como puede ser el formaldehido. Hace años llevaban más proporción de esta sustancia que hoy en día, así que si la fibra se instaló hace años es posible que contenga mayor concentración. El hecho que esté expuesta a altas temperaturas también potencia que aumenten las emisiones. Por otro lado está el problema de las fibras, y es que pueden desprenderse y disgregarse en partículas muy pequeñas que se suspenden en el aire, llegando a las vías respiratorias y acumulándose en los pulmones. Tienes dos opciones: sustituir el tubo de extracción por uno que garantice una correcta estanqueidad (opción en la que te recomiendo que contrates a una empresa especializada para evitar el posible contacto con las fibras) o aislar muy bien el tubo existente para evitar el contacto de esas fibras con el ambiente interior.

 

Cómo puedo ayudarte?

Existen muchas maneras en las que podamos colaborar, puedo crear un asesoramiento o formación a medida.

Suscríbete aquí a mi newsletter.

Una vez al mes te enviaré información interesantísima sobre bioconstrucción y arquitectura saludable!